sábado, 19 de noviembre de 2011

-Verás es que tengo mucho miedo, tengo miedo de lo que pueda pasar, de lo que pueda sucederte. Tengo miedo de lo que nos pueda suceder, lo que nos pueda separar ¿sabes? y es algo que me vuela por mi cabeza y no soy quien a sacármelo por mucho que lo intente. Tengo miedo de tenerte hoy y mañana no. Y no puedo, no quiero, no me gusta nada.. 
+¿Sabes qué princesa? Te prometí un para siempre y quiero que sepas que siempre cumplo con mis promesas. 
- Te quiero, yo creo que hasta demasiado.

sábado, 12 de noviembre de 2011


¿Te cuento un secreto? Muchas veces me he imaginado un día de verano. Uno de esos días a finales del mes de agosto. Tu y yo. Solos. Tumbados en el césped de ningún lado. ¿Te lo imaginas? Pues ahora añade que esta atardeciendo, bueno rectifico, es casi de noche. Los últimos rayos de luz del día, y tu y yo allí, sin nadie más. Imagina que las estrellas comienzan a aparecer, esas estrellas que solo se ven en esas noches de verano, cuando la temperatura es ideal y corre una ligera brisa. Y mira! Una estrella fugaz. Y nosotros, tu y yo, no nos importa. Nos besamos si más, porque no es un deseo, es una realidad. Imagina que de la nada se encienden los aspersores. Y comenzamos a mojarnos, y acabamos empapados. Pero ese beso no acaba nunca.

miércoles, 9 de noviembre de 2011


-Te haré la mas feliz del mundo, mas de lo que el ha conseguido hacerte jamas. Te haré sentirte la reina del mundo, la mejor chica que ha existido jamas. Te besare como no lo ha hecho el nunca. Te tocare donde mas te guste, una y otra vez, tu solo dime el sitio y te haré sentir que subes a las nubes. Tu dime cual es tu mayor fantasía y la cumpliré tantas veces como sea posible. Te abrazare como si no hubiera un mañana. Te haré desear haberme conocido antes. Te prometo un para siempre, te prometo que nunca te dejare. Lo prometo. Solo tienes que escogerme a mi, dejarlo a el, y todo sera como tu quieras, como en un cuento de hadas, nuestro cuento de hadas.
+Eso que dices no es posible..
-Si que lo es, lo prometo!
+No, no lo es! El no me hace feliz, me hace alcanzar un nivel de felicidad tan alto que no existen palabras para describirlo. No me hace sentirme la reina del mundo, tienes razón, me hace sentir como una diosa. Y nadie, pero nadie, podría igualar lo que me hacen sentir esos besos, esos que me ponen los pelos de punta, que me encienden los 6 sentidos y me dicen que me quieren en cada roce de sus labios. Y no podría decirte donde me gusta que me toquen, simplemente por que no lo se. Es el entero, me gusta que me toque, el mas simple roce de su piel en la mía hace saltar las alarmas de mi cuerpo, me dan escalofríos de placer, me hacen sentir mas viva que nadie, me hace saltar por encima de las nubes. Y no tengo fantasías, el ya hizo de ellas mi rutina, el primer día que lo conocí. No hay abrazos como los suyos, esos en los que me susurra cosas al oído, que me da besos en el cuello, esos besos que me hacen tocar el infinito. Y el para siempre ya me lo han vendido, y fue el. Y sí, acepte no dejarle nunca, por que le quiero y me enamore de él el primer día que lo vi, y se que esta mirada que me hace poner, esas sonrisas que me saca, esas frases tontas que me salen, esa risita de enamorada que llevo y todo esto, es gracias exclusivamente a el por que le quiero y nadie podria cambiar eso, así que no me pidas que le deje por ti, por que eso no podría hacerlo nunca. Por que en el cuento Cenicienta no deja al príncipe por un duque que conoció en el baile; Rapunzel podía haberle soltado la melena a el y a cualquier otro, pero lo eligió a el y no le dejo caer a mitad camino; por que Blancanieves podría haberse encaprichado de cualquier enanito que la quisiera pero no dejo a su príncipe; por que Bella no dejo a Edward por Jacob, por que lo que sentía por Edward era mil veces mayor de lo que era su atracción hacia Jacob; por que Baby podría haber dejado pasar a ese moreno en moto llamado Step y haberse ido directamente ha por algún ricachon que le habían preparado sus padres; por que yo ya estoy viviendo en mi propio cuento y en este cuento, los protagonistas se aman de verdad y ningún lobo feroz va a poder echar abajo este amor que nosotros dos hemos construido juntos. 


Prometeme que algun dia desapareceremos, que dejaremos todo atras sin importarnos nada, sabiendo que lo unico con valor en ese instante seamos nosotros, nuestra felicidad, y no nos importe lo que nos depara el futuro. Prometeme que cada noche nos tumbaremos en el suelo y miraremos las estrellas hasta quedarnos dormidos, prometeme que me haras rabiar hasta el punto en que te odie y me calles con un beso, prometeme, que pase lo que pase siempre estaras a mi lado.

sábado, 5 de noviembre de 2011


El es, quizá, lo que necesitaba después de tanto rollo sin sentido. Y seguramente el quizá, sobre. Digamos que, es la calma que viene después de las tormentas. Y sí, ahora mismo, me encanta. Y más tarde..Dependerá de si él sigue siendo mi tranquilidad o no. Claro que, dicen que la clama precede la tormenta, lo cual no sería del todo malo, si él fuese también la tormenta de después. Ya no necesito nada que vaya deprisa, tan deprisa que cuando me de cuenta ya se haya acabado. Ni tampoco necesito ya todos esos chicos que algún día he necesitado. Hoy, lo único que necesito es lo que él puede ofrecerme. Ese cambio que tanta falta me hacía y que sin quererlo ni beberlo, he encontrado. Todo, lo que un día odié, es lo que ahora amo. Esas conversaciones ñoñas, esas cosas que hacen de nada, mucho; esos pequeños detalles, las fechas para recordar...ya sabes, todo lo que tiene que ver con el amor. Y es que no lo buscaba, pero encontré justo lo que quería. Y como dicen que el amor no se busca, si no que aparece y punto, solo por una vez, voy a hacer las cosas como es debido. No voy a adelantarme a nada, no voy a mirar el reloj, no voy a pensar que dirá la gente. Voy a hacer lo que sienta a cada momento, voy a tener más paciencia de la que nadie pueda imaginar, voy a hacer las cosas a su ritmo, y sobre todo, voy a amarte como nunca nadie podrá hacerlo.
Sé que no hay monstruos en el armario, ni que los reyes magos te vigilan para ver lo malo que haces. Sé que los malos son muy malos, y los buenos no son tan buenos. Créeme, que he aprendido que los conciertos están para dejarse los pies, y la voz. Que los besos a escondidas saben mejor. Que un baño de agua fría a veces sienta tan bien como uno de agua caliente. Que el mundo está plagado de personas agradables, y a la vez, de personas que no merecen ser llamadas personas. Ahora sé que no hay calcetines para el pie izquierdo, ni para el pie derecho. Que los tacones en una fiesta, ya no están en los pies. Que tambien existe gente a la que no le gusta la coca-cola ni el kas por culpa de las burbujitas. Que las medias se rompen muy fácilmente, y que el pintalabios rojo no se borra de las camisas blancas. Tambien se que se puede llegar a querer a una persona de tal forma que eres imposbile a vivir sin ella.
Pero sobre todo sé que de siete días a la semana, yo te quiero ocho.
Soy de esas personas que odian que les tiren sus errores en cara, que les dan mil una vueltas a las cosas sin sentido. Que se hacen 1000 preguntas a la vez y que a muy pocas de ellas les encuentra repuesta. Que su sueño es encontrar la felicidad plena y cumplir cada uno de sus deseos. Como el sueño de todas las personas. Pienso que hay muchísimas personas en el mundo que dicen que son felices, como va a haber felicidad plenamente si siempre tenemos algo malo en lo que pensar, algo que nos preocupa y que no nos deja dormir... Amores imposibles en los que no dejamos de pensar. Días en los que tenemos que fingir que estamos bien, cuando tenemos unas ganas tremendas de llorar. ¿Eso es ser feliz? yo creo que si, para mi la felicidad se trata de sentir y la tristeza es un sentimiento más, como el dolor, como el desamor... Pero no somos felices del todo. Hay veces que quiero desaparecer al menos unas horas o de vez en cuando unos días. Para desconectar de todo y dejar atrás cosas que no me dejan descansar. Pero eso es algo imposible, no podemos desaparecer así como así. Siempre dicen que después de la tormenta, siempre llega la calma...
Es verdad después de algo malo siempre viene algo bueno. Pero muchas de esas veces no compensa lo bueno si lo malo sabes que se va a volver a repetir.
También soy de esas personas que cuando alguien les marca, les marca para siempre.
La vida muchas veces es muy injusta, pero es que es así. La vida no es un mundo pintado de rosas. La vida se trata de eso de luchar por lo que quieres hasta conseguirlo, de disfrutar a cada segundo, pero yo pienso que nunca viviendo al límite al fin y al cabo siempre te acabas cansando...
La vida es caer y levantarte. Hoy te enamoras, mañana te desilusionas, hoy no paras de reírte y de sonreír, mañana estás tan triste que te cuesta hasta dormir.
Yo pienso que el error de muchas personas es buscar enamorarse, esa persona llega sin avisar, el amor no se busca se encuentra. Fingir sonrisas al final siempre acabamos estando mal y soltando lo que nos causa tanto dolor. Callarnos tanto las cosas. Y que nos afecte tanto lo que digan algunas personas que no importan nada, y que solo quieren verte sufrir nada más. Lo que no te mata, te hace más fuerte.

sábado, 22 de octubre de 2011

¿Por qué eres tan perfecto? ¿Por qué? Pregunta que me hago día a día. Enserio ,no sabes como pienso en ti, solamente en ti, todos los días. Eres único de verdad. Eres aquel que me hace sentir bien en todos los momentos, cada vez que te veo es como ver un helado enorme de todos los sabores del mundo con caramelo, muy dulce, que te dan ganas de comértelo, de un bocado y no dejar ni un trozíto, ni uno.Y fijarme en como va vestido , en toda su ropa, sabérmela de memoria. Querer estar con él es una sensación que recorre mi cuerpo todo el tiempo, querer verle, lo guapo que esta, lo guapo que es.Y hablar con él, eso si que me hace sentir bien, me hace ir a la luna y viajar por todo el mundo, sonreír de felicidad, reír sin parar por todo lo que me dice, lo majo que es, las cosas que me cuenta, que me enamoran, que son preciosas no, lo siguiente. Y es que él es lo más bonito del mundo.

martes, 11 de octubre de 2011

Es increíble cómo pasa el tiempo y como a veces te das cuenta que todo ha cambiado, que hay personas que se han ido tal y como llegaron, otras que entraron y aún siguen estando ahí, pocas que permanecen desde el principio y hay algunas que ya no son las mismas, bien por peleas, por choques de carácter o bien porque dejas o dejan de significar algo.
¿Y qué hacemos?
Pues intentamos que todo sea como antes e incluso llegamos al punto de ir a pedir perdón por si has hecho algo que no debías.
A veces piensa en todo aquello que has hecho junto a esa persona, ves fotos y añoras esos momentos que sabes que no volverán a pasar, palabras, gestos, abrazos que no volverán a ocurrir.
Te planteas qué le habrá molestado, qué le habrá ocurrido, ¿Estará pasando por un mal momento? o simplemente nunca mostró como realmente era.
Entonces ves como a veces es el mismo contigo y otras en cambio es como si no te conociera.
Hasta que te cansas, te cansas de ser siempre la que tienes que tirar del carro, la que siempre tiene que ir detrás suya como una tonta y ¿todo para qué? para darte cuenta que hace tiempo que murió lo que tu querías seguir manteniendo vivo y ver que ya, que ya no queda nada.

sábado, 8 de octubre de 2011

¿Por qué te escondes? ¿Acaso me tienes miedo?
- A ti no. Tengo miedo de mí. Tengo miedo de hablar contigo por si se me escapa un te quiero en la conversación, miedo a reconocer que lo he hecho mal, miedo a preguntarme por qué me importas tanto. Miedo a que me digas que nunca volveremos a estar juntos, miedo a perderte, a tenerte que olvidar. Tengo miedo a quererte contra mi voluntad, miedo a que no me quieras...
Hoy me puse a pensar la importancia que no le damos a la vida, cuando ésta sin querer nos quita cosas, pensamos que es injusta y olvidamos que sin ella no seríamos quienes somos.
Todos estamos llenos de momentos felices y nos sentimos morir cuando algo se termina.
La felicidad llega en cualquier momento, todo en el mundo se termina, hasta lo más hermoso, hasta lo más molesto y doloroso.
A veces nosotros pensamos que estar solos es el fin de la vida y no nos damos cuenta que a veces la soledad nos ayuda a encontrar respuestas que no estaban.
¿Por qué cuantas veces estamos acompañados de mucha gente y en realidad nos sentimos solos?.
El amor tiene un millón de vueltas, a veces nos sorprende y nos da felicidad y a veces se transforma en lo peor que hay y nos da el peor de los sufrimientos.
Pensando todo esto , crecí un poquito mas, aprendí a sonreír un poco mas y a ver la realidad tal cual como es.
Hablamos de buscar originalidades cuando sabemos que somos cualquier cosa menos corrientes. Usamos las metáforas para que las cosas se queden en el aire. Sujetamos las verdades con pinzas para que sean solo verdades a medias. Tiramos de sutilezas, de nimiedades para evitar las confluencias. Nos ponemos a prueba, a ver cuánto somos capaces de estirar la situación, hasta que nos demos la gran ostia, decimos que somos héroes solo por decir la verdad, o simplemente por decir lo que pensamos y punto, cuando ser un héroe, en verdad, también significa saber escuchar lo que digan, sea lo que sea.
Sí, se que no soy perfecta, también sé que por mucho que luche nunca tendré lo que quiero. Sé que puedo llorar de tristeza pero que también soy capaz de llorar de alegría. Sé que sin esfuerzo no hay recompensa al igual que sé que muchas veces aunque te esfuerzes la recompensa no merece la pena. Sé que siempre me enamoraré de la persona que no me quiera, que sufriré y no me levantaré al momento, si no que me quedaré tocada durante meses y luego volveré a caer. También sé que la persona que se ha levantado es más grande que la que nunca ha caído, que caerse es opcional pero levantarse obligatorio. Sé que me reiré más veces de la que lloraré y que aún así esos momentos no me compensarán. Se que tendré que tragar a las personas intragables y alejarme de las que realmente me caen bien. Sé que lo pasaré bien, pero no giraré la cara a la vida, nunca, porque aprenderé a vivir como yo quiero.

viernes, 30 de septiembre de 2011

No soy rubia y no me gusta el Martini con hielo. No soy alta, en realidad, ni siquiera llego al metro setenta, y ni con tacones altos lo sobrepaso. Soy incapaz de estarme quieta, hablo demasiado y me enfado muy deprisa, aunque se me pasa muy rápido. Lloro demasiado, pero soy tan divertida en ocasiones que te dolerá cada centímetro del cuerpo de tanto reírte. Escribo frases en los márgenes de los periódicos y nunca me acuerdo de llamar al día siguiente. Lo que puedo prometerte es que no te aburrirás conmigo, te volveré loco y querrás salir corriendo de lo pesada que me pongo a veces. Soy impredecible, vivirás sin saber lo que te espera conmigo. También te darás cuenta, con el tiempo, de que soy algo caprichosa y un poco coqueta también, para qué negarlo. Soy algo vergonzosa. Canto en la ducha y escribiré tu nombre en la arena todos los veranos. No te prometo que nos vaya bien, pero pondré toda mi alma en que lo nuestro funcione.

lunes, 12 de septiembre de 2011

¿Todo bien?

Todo bien estaría si no estuviera algo mal, pero la maldad como lo a demostrado a lo largo de la historia, es inexpulsable. Así pues, no esta todo bien, ta todo… digamos, por ahí que no se sabe como se esta hasta que se pasa de estar, a haber estado, comparamos lo pasado con lo presenté, lo añoramos pensamos en distintas actitudes y pese a salvaguardarse en la idea de que gracias a lo que fui llegue a lo que soy, uno siempre prefiere seguir recordando para escapar de donde uno se encuentra, viendo esto imposible se resuelve comúnmente, dedicar su tiempo a otra cosa, como ver televisión. Siempre abrir una puerta con la mente, volar con la mente, y por que no, sacar la raíz cuadrada del numero 6... Con la mente. Pero el presente es muy difícil de eludir, es demasiado rápido, yo diría unos 60 km por hora, dependiendo de su transporte. También se sospecha que hay varios presentes, y que se turnan en la casería como hacen las leonas. Muchos teniendo en cuenta este echo intenta engañarlo/s. Asiendo como que no se encuentran donde en realidad están, cambiando su forma de vestirse, cambiándose de lugar, llendo en busca de amoríos ocasiónales, regresando al colegio y cosas del estilo, otros piensan que la única forma de estar donde uno no esta, es no estando y así es que dejan de estar.
Y si no llego no importa. Después de todo no se ni por que partí. Después de todo aunque la solución no sea evidente prefiero buscarla a quedarme donde estoy, no es que sea un lugar inhóspito, estoy contento con la gente que me encontré aquí, uno diría que es un lugar bastante tranquilo y que seria equivoco dejarlo. Pero eso seria cómodo, seria cómodo conformarse y no buscar algo mejor, seria cómodo rendirse ante las facilidades impuestas por los que me rodean y quedarme aquí, tranquilo sin hacer nada que modifique el pensar o la forma de ver ,sentir y expresar las cosas que tiene este lugar. Pero bueno siempre fui así, siempre quise saber que había en la otra colina, tan pacifica como se ve, calculo que debe ser mas fría, y quizás no tan alta como esta. Pero parece, no se es raro, parece como si quisiera que la viera, es muy relajante hacerlo por cierto. Me pregunto si vivirá alguien allí, será feliz, tendrá familia, hijos nietos, quizás un perro, quizás no tenga nada, quizás no exista. Quizás tenga miedo de existir y exponerse a tantas dudas, problema, angustia. O quizás no, quizás disfrute buscándole las soluciones a sus problemas, quizás ya haya aprendido a dejar salir la angustia y las dudas quizás, las dudas quizás le enseñes que nada es seguro y que todo lo que se sabe puede ser mentira ya que nadie tiene la seguridad de que el exista.



Aun así, quizás lo visite mañana

lunes, 27 de junio de 2011



No sabes como, ni por que, pero de repente, todo cambia, todo gira 180º. Es duro ver, como hay cosas que tienen un final, y día a día te acercas más a él. Yo soy una persona que odia los finales, por eso mismo, nunca dejo que una canción termine del todo. Y así quiero seguir. No dejaré que mi historia termine porque el final, aunque digan hasta luego, siempre es un adios y solo te quedan los recuerdos para volver a ese momento. Por eso mismo, voy a luchar porque esto no tenga final, ni sea un adios como realmente aparenta.


Cada vez que le veo acercarse, cuando distingo su sonrisa entre la multitud, cuando me mira y el resto del mundo desaparece, cuando oigo su voz y se me ilumina la mirada. Cuando estoy sola pero toda mi ropa huele a él, cuando me acaricia, me abraza, me muerde y cuando me coge de la mano como si fuera lo más importante del mundo. Cuando me aparta el pelo y me besa el cuello y todo mi cuerpo se estremece, hasta cuando creo que está enfadado y tiemblo de miedo, en esos momentos, por una razón ilógica fuera de los límites de los razonamientos lógicos, la gravedad se disminuye poco a poco a mi alrededor y mi cuerpo se despega del suelo sin querer. Al principio me pasaba a veces, unas veces si y otras no, pero ahora.. Nunca rozo el suelo, porque cada vez que pienso en él vuelo.

sábado, 14 de mayo de 2011


Él y yo entre las sabanas blancas, suaves y cómodas de su cuarto, la casa y la calle están en silencio, oigo su respiración aún duerme, miro su suave rostro, su dulce cara, sus pestañas largas e infinitas, sus labios, tengo ganas de besarle , pero si le beso y se despierta pensara que soy rara, me da igual, sé que pensará bien, soy rara ¿Por qué no lo iba a admitir? Me atrevo y le beso, tal y como dije, se despierta, y me devuelve el beso, dulce y dormido me sonríe, me acaricia el pelo, suave y corto, media melena, un poco más largo, para ser exactos, le quiero, me doy medía vuelta, su dedo roza suave mi espalda dibujando corazones y pintando el numero de nuestra fecha, el 22 perfecto número para nosotros, decide ir a dar una vuelta, nos vestimos, salimos,
-¿A donde vamos?
+Donde siempre.
Ese banco color madera, donde apenas hay un rincón para escribir. Por desgracia o por suerte empieza a chispear, le da igual, sigue besándome tan dulce como el primer día, aumentan la cantidad de agua, podríamos decir que estamos realmente mojados.
+ Te quiero.
- Yo más.
+ No, eres una mentirosa.
- ¡Mentira!
Salgo como un rayo corriendo debajo de la lluvia, sin esperarle, el lógico me sigue, como el mas tonto, me encanta que me siga, cuando me voy, lo obvio también era que me iba a alcanzar, más que nada porque corre más que yo, me agarra de un brazo, resbala pero no logro escaparme, me mira,
+ ¿Por qué huyes de mí?
- Por que no te quiero.
+ ¿A no?
- No, Te amo.
Y allí acabamos, debajo la lluvia, sin objeto que nos cubriera, besándonos y abrazados, como lo que éramos: Dos adolescentes enamorados.

viernes, 13 de mayo de 2011

Y en estos momentos es cuando lo comprendes. Comprendes que toda esa chulería que tenías era una máscara a tu tristeza, comprendes que en realidad, por mucho que te lo hayas reptido a ti misma, no puedes pasar de él. También comprendes que esto va a seguir así durante mucho tiempo, porque le adoras. Adoras su sonrisa, sus ojos, su pelo, ese gesto con los labios... a él entero, y el casi no sabe que existes. Comprendes que no puedes despertar una sola mañana sin pensar en él, y que vives para verle. Que aunque odies esa puta adicción en realidad te encanta, te alegra solo pensar en el. Comprendes que le quieres. "Mira, tienes dos opciones: luchar por lo que quieres o pasar completamente, tú eliges"
Pecho con pecho, nariz con nariz, palma con palma..
Estuvimos siempre tan cerca...
Muñeca con muñeca, cara a cara; labios que se sintieron como en el interior de una rosa.
Porque cuando extiendo los dedos
Siento que la distancia se agranda entre nosotros.
Ojo a ojo, mejilla con mejilla, lado a lado...
Estuviste durmiendo a mi lado...
Brazo con brazo.
Desde el atardecer hasta el amanecer, con las cortinas cerradas, y recuerdos de esa noche en estas hojas.
Porque cuando extiendo los dedos siento que la distancia se agranda entre nosotros.
Justo cuando sentia que ya no existia esperanza para nosotros, regresaste y me diste una última caricia que hizo que todo se sintiera mejor, y en ese entonces mis ojos aún mejor. Tan confundida quise preguntarte si me amabas, pero no quise parecer débil...
Tal vez he estado soñando sobre esta gran cama...

sábado, 26 de marzo de 2011


- ¿A que no te acuerdas de la primera vez que me dijiste te quiero?
+ No... Pero fue hace mucho.
- ¡Idiota! Yo me acuerdo del día.
+ Si claro y seguro que también te acuerdas del día que nos besamos por primera vez...
- ¿Lo dudas? También me acuerdo de la primera vez que dormimos juntos... ¿Enserio te has olvidado tan pronto de nuestra primera vez de todo?
+ ¿Cómo lo voy a olvidar? La primera vez que te dije que me encantabas fue un 23 de Julio, la primera vez que te besé y que te dije que te quería fue un 7 de Agosto y desde ese día me propuse decírtelo todos y cada uno de los demás que lo siguieran...
- ¿Cómo es posible? Si te costó meses acordarte de mi fecha de cumpleaños...
+ Jajaja, la sabía desde el primer día, pero es que pones una cara tan tierna cuando crees que me he olvidado de algo... igual que ahora. Te pones preciosa cuando te enfadas y cuando sonríes y cuando duermes, incluso recién levantada. Jamás podré olvidar ninguna de esas fechas y muchísimo menos todos los días que hemos pasado juntos, es más ahora que caigo dentro de poco serán 563 dias junto a ti...
- Si mi amor, son 563 días y esto es para siempre.


Ya no es el suelo quien me sostiene, ya no es mi familia la única razón por la que vivo, ya no es el instituto lo único por lo que me levanto cada mañana. Eres tú. Tú me sostienes, tú eres mi única razón de vivir, lo primero que pienso cuando me levanto y lo último cuando me acuesto.
Eres tú el único que hace que cuando hablo contigo me tiemblen las piernas y me lloren los ojos de la emoción.
Eres tú el que tengo las 24 horas del día en mi cabeza.
Eres mi biología, mis matemáticas y mi educación física. Eres todas y cada una de las asignaturas que tengo. Porque solo pienso en ti. Porque si tú no estás, yo no soy nadie.
Porque cuando te alejas de mí, lo paso mal, siento que me falta el aire, siento que un pedazo de mí pide socorro constantemente.
Ahora sé por qué es, eras tú, eres tú y serás tú.
Quiero unirme a ti de todas las formas posibles. Y quiero que me des todo tu cariño, siempre, porque siempre estaré encantada de recibir un beso tuyo, de sentir tus caricias, de mojarme bajo la lluvia contigo. Aunque sea el fin del mundo, quiero estar contigo. Cada momento, cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo y cada milésima de segundo contigo. Y coger un resfriado, empaparme, llorar, reír, cantar, bailar, emborracharme, salir, dormir, gritar, amar, besar...
Te quiero, y creo que lo sabes de sobra.

¿Qué es el amor? El amor son dos significados totalmente opuestos. Es de dulce aparencia y amargo sabor, son cálidas sonrisas y lágrimas frías; es valiente y a la vez cobarde, egoista, celoso, tirano, malvado, amable, cariñoso, generoso... Es toda tu tristeza o el motivo de tu existencia. El amor es capaz de sacar lo mejor de ti y a la vez lo más oscuro de tu persona. El amor tiene su lado bueno y a la vez su lado malo; son dos caras totalmente distintas. No se puede explicar qué es el amor... Equivocaciones, aciertos, arrepentimientos, elecciones, es miedo a perderlo y miedo a equivocarte. El amor son demasiados sentimientos juntados en una sola palabra.

jueves, 10 de marzo de 2011


Le quiero. ¿Y sabéis por qué estoy tan segura?, pues no es por lo increible y lo perfecto que es, sino por sus defectos que son los que le hacen tan perfecto.Y estoy segura de esto, porque es mi primer pensamiento al levantarme y el último cuándo voy a dormir.
Y también porque me encanta cuándo sale de la ducha y su piel morena a medio secar, es algo que me fascina.
Y es él, simplemente él; que hasta con un pijama a cuadros está guapo y lo hace sin querer, y cuándo se levanta y se despeina... es increible.



Pasan las personas por tu vida y no te das ni cuenta. Dicen que los momentos más importantes siempre los recuerdas, pero no es así. No sé, yo me acuerdo de cosas insignificantes, cosas de las que no recuerdo ni la fecha ni el momento en el que sucedieron, pero que se mantienen en mi memoria y nadie las borra. Esas cosas son los pequeños detalles, cosas que pocos ven y que quizá para ti sean muy importantes. Algunos detalles como una sonrisa perdida en tu mirada, un abrazo en un día triste, el sonido de una canción que te hace llorar, tu primer beso... Sí, sé que son cosas tontas, pero yo soy de esas personas que permanecen sentadas en un banco mirando a la luna con una sonrisa pensando que en algún lugar del mundo hay otra persona que esta realizando lo mismo que yo; o que cuando el frío cae sobre la piel, se queda en manga corta y se siente la persona mas feliz del mundo. Puede que me llamen loca, pero ¿acaso la locura no es una virtud?



 A lo largo de tu vida, te irás dando cuenta que nada es igual, a medida que pasan los segundos, los minutos, los días, los meses y los años, todo va cambiando. La gente que un día te prometió estar ahí en lo bueno y en lo malo, y que cuando llego lo malo estabas tú sola frente a ello. La gente que te dijo que te quería y que iba a estar siempre a tu lado, ahora te ve por la calle y ni te mira. Aquella gente, que un día te dijo, que nunca ibas a estar sola, fue y te dejó en el momento más difícil y más triste de tu vida. No te fies de nadie, y menos de sus palabras, y de los falsos te quiero que te puedan brinda. Las palabras se las lleva el viento, y al fin y al cabo, lo que queda para siempre en la memoria y en el corazon, son los hechos, las demostraciones y los momentos.



Ese momento, en que si no lo ves, el tiempo parece ir a cámara lenta; en que si no escuchas su voz, no prestas atención al ruido de tu alrededor; en que si no notas sus manos, no notas absolutamente nada; en que si no sientes su mirada, te sientes insignificante; en que si no hueles su perfume, sientes que te falta algo; en que si no rozas sus labios, sientes no eres nadie. Ese, es el momento en el que te das cuenta de que no puedes vivir sin él.


La vida es como un rompecabezas.
Desde la infancia vamos construyendo nuestro mundo. Tiene muchas piezas - algunas nos las dan nuestros padres, estas son las bases. Creciendo recolectamos las piezas con nuestro propio esfuerzo. Aunque a veces las cosas no nos salen como las deseamos, poco a poco el rompecabezas va completándose.
Después, cuando sientes que ya está casi completo... sí, casi. A pesar de tener tantas piezas, al mirarlo ves que todavía le falta una.
Y entonces la encuentras. La última pieza que te faltaba. Entra en tu vida sin avisar y de repente te das cuenta que el rompecabezas ya está completo. Todo tiene su lugar. La última pieza deja destacar las líneas, los colores, las imágenes que sin ella no se podían ver. El rompecabezas está completo.
Pero imagínate que vuelves a perder la última pieza. Te la quitan y tú te sientes como si te hubieran desentrañado el corazón. Los colores palidecen, las imágenes desvanecen. Aunque recuerdas como se veía el rompecabezas cuando era completo, ya no es lo mismo. Es sólo un recuerdo, una sombra. Ahora se te hace difícil acostumbrarte a que tu rompecabezas no está completo. Buscas otra pieza que cuadre para llenar ese vacío. Pero no cuadra ninguna, ésa era insustituible. Sientes su ausencia cada día y tienes miedo de no volver a tener el rompecabezas completo.



jueves, 3 de marzo de 2011


He reido solo para hacer creer a la gente que soy feliz. He llorado hasta que se me agotasen las lágrimas, he perdonado lo imperdonable.He tenido , tengo y tendré a las mejores personas cerca. He querido como nadie lo hará jamás. He conseguido fuerzas donde no las había. He hecho reir a la gente con mil tonterias. He tenido el valor de construir un futuro que jamás se cumplirá. Me he comportado como una niña chica solo para que vieran que todavía tengo algo inmaduro dentro de mi. He sido el pañuelo de lágrimas de aquellos que se han derrumbado. He llamado por teléfono solo para que se acordaran de que existo. Me he echo la sorda solo para no oír lo que no quería escuchar, y la ciega para no ver lo que dolía. Me he tragado mi orgullo para no perder a personas importantes. Me he guardado cientos de lágrimas para hacer creer que soy fuerte. He tenido momentos de locura solo para ver como la gente es feliz..
Y hoy,he sido capaz de levantarme, mirar al frente y seguir adelante.


Una noche no puedes dormir y te paras a pensar. Y 
descubres lo que es realmente un ''te quiero'', lo que significa un ''adios'' e incluso las consecuencias de un ''para siempre''. Te das cuenta de que la felicidad no llega al tener un buen día, salir de fiesta o comprarte un vestido nuevo. Que normalmente las cosas son mas difíciles de lo que parecen, que nunca sabes lo que es suficiente y muchas veces se tiene miedo. Que hay mil cosas que duelen como hay otras mil que te hacen sonreir como una idiota. Que a veces nada está claro. La felicidad, tu felicidad se ha ido construyendo granito a granito, por esas personas que realmente pueden decir ese ''te quiero'' sin mentir y siempre se han preocupado. Algunas después de toda una vida y otras desde hace una semana. Que se dan cuenta, que tu felicidad, fácilmente se desmorona, y siempre están ahí para recoger los trocitos. Que cuando un día va mal, cambian del blanco y negro al color, que te contagian su alegría. Por las que a la mañana siguiente, te despiertas con una sonrisa en la boca y piensas que vale
           la pena. Lo único que puedo decir es gracias.

martes, 1 de marzo de 2011

 - ¿Me quieres?
+ ¿Que si te quiero? Pensar en una persona todos los días, a cada instante, cada minuto, cada segundo, que cuando te bese sientas que estás, a tres metros no, a cinco mil metros sobre el cielo, que cuando te diga te quiero, te brillen los ojos, ese brillo de estar enamorado. Que aunque te haga sufrir, le perdones si hace falta quinientas mil veces por día. Que le des las buencas noches todos los días, por un sms, y al acabar le pongas: "Te amo idiota (L)'". Que sientas por él, lo que jamás has sentido por nadie. ¿Eso es estar enamorado?
- Yo siento lo mismo.
+ Entonces sí, estoy absolutamente enamorada, hasta los huesos.

Piensas y corres, corres sin rumbo buscando una sola razón convincente que te obligue a pararte... queremos volar antes de tiempo, correr cuando no debemos y experimentar sin control, pero necesitamos la madurez necesaria para poder salir al circo que hay fuera y al menos intentar saltar obstáculos sin derremar ni una sola lágrima.
A veces sentimos que llegamos al cielo y lo podemos rozar con la llema de nuestros dedos pero hay que tener cuidado si no quieres romperte todos los huesos de tu cuerpo, al caer de boca contra el asfalto desde muchos metros de altura.
No todo acaba como empieza, podemos sentirnos mejor que nunca pero ya habra algo que te quite la ilusión y otras muchas que te la devuelvan de golpe. Salir de fiesta y sentir como poco a poco se te sube la adrenalina y explotar de emoción, como cual loca que escapa de un manicomio.
Una sonrisa
de oreja a oreja a veces es la medicina perfecta para sentirte mejor, pero otras veces es el mayor gesto de hipocrecia contigo mismo.
Gritar en lo alto de una montaña, saltar al vacio y no pensar en nada, dejar tu mente en blanco donde solo tu subconciente hable de ti y te diga quien eres realmente.
Cuando tengas tentación de algo, que alguien te coja de la mano y te diga que no lo hagas, que no mereces sufrir, pero es necesario hacerlo.. la mejor enseñanza es la que se aprende de los errores y algunas veces tropezaremos con la misma piedra hasta que nuestros autorreflejos nos lo impida.
Al final de tu día sabrás tantas cosas que podrias escribir un libro con todo lo que has aprendido de los errores y momentos dificiles pero sin embargo sentirte orgulloso de aquello, disfrutar de la vida y soñar cuando sea necesario porque no te gusta tu realidad.
Dejarte caer sobre la cama y esperar que sorpresa te traerá el futuro con la certeza de que lo puedas afrontar.

lunes, 28 de febrero de 2011


Buscándonos el uno al otro, no nos encontramos en ninguna parte. Sintiendo al mismo tiempo la necesidad de vernos y, correr a abrazarnos, a sentir que estamos juntos en esto, en este simple y a la vez complicado juego de dos. Demostrarnos con una sonrisa exuberante la impaciencia con la que hemos estado esperando este momento, nuestro momento. Mirarnos a los ojos y que no hagan falta las palabras para mostrar nuestra pasión, nuestras ganas de una vida juntos. Besarnos hasta el fin del mundo, nuestro gran deseo, que sabemos que no se va a cumplir pero haremos lo posible para aproximarnos. Dormirnos a la vez contemplando la luz de las estrellas dentro del oscuro y misterioso universo. Despertarnos con el ruido de las olas que chocan fuertemente en las rocas de la playa donde hemos pasado muchos de nuestros inolvidables y sorprendentes momentos. Bañarnos juntos en el agua salada del mar, apartando de nosotros cualquier mal. Sumergirnos en el más lejano océano, apartándonos de la gran civilización que nunca podrá entender nuestro amor.


Voy a comerte la boca a cada milésima de segundo. A clavarte mis pupilas como si fueran chinchetas. Mandaré a mis labios de excursión por tus orejas susurrando palabras sin sonido. Me volveré muda, hablándote con las manos que son las que mejor se entienden. Para el reloj. Me importa una mierda la hora que sea. Si es de día o es de noche a nosotros no nos afecta. Las estrellas las veremos igual, y el calor del sol nos cocerá a fuego lento. Súbete conmigo a esa montaña rusa donde el ritmo lo marca los latidos de mi pecho. Donde tú y yo lo único que tenemos que hacer es dejarnos llevar. Donde voy a quererte hasta la última letra de tu nombre. Porque eso es lo que me apetece hacer hoy. Y todos los días de mi vida…


Juré que no volvería a sucederme de nuevo y volvió a pasar. Tú tienes algo y no sé que, aún no lo he descifrado; pero alteras mis sentidos. De la forma en que tus labios me besan, a tu lado se me pasan las horas volando; pero cuando estoy lejos de ti, no sales de mi cabeza.
Yo que caminaba sola en el mundo, sin rumbo. Yo, que prometí que al amor no le creería más... y ahora que estás conmigo, me paso pensando en ti todos los días y hablando de amar.

sábado, 19 de febrero de 2011






Sonríe, muestrate feliz, sino todos te pasan por encima. Ríete, disfruta, no tienes la edad suficiente como para permitir aburrirte. Conoce, investiga todo, no les des el gusto a los demás de conformarte con escuchar sus propias experiencias. Equivocate, caete mil veces en el mismo lugar, date el permiso de descubrir el mundo tu solo. Ayuda, escucha a los demás, no sabes cuando vas a ser tu el que necesites un consejo. Piensa, entiende, pero no le tengas miedo a los impulsos. Excede, sobrepasa, vive cada minuto con tus propias reglas. Corre, liberate, no te ates a nada irrelevante ni a nadie que no lo merezca. Sueltate, grita, no te averguences de mostrar quién eres. Vive y deja vivir, nunca te olvides que no estás por encima de nadie

I don't feel so alone.



Dibujar su inicial por todos lados. Sonreír cuando te habla como si fuera lo más gracioso del mundo y decirle con esa vocecita que es tonto. Obsesionarte con las llamadas perdidas, su voz y sus mensajes interminables. Creer que su olor tiene que formar parte de cualquier molécula de oxígeno que inspires, que sus pupilas y sus iris van a acabar por trastornarte, porque esos ojos son encantadores. Tararear esa canción porque así te acuerdas de él en todo momento. Eso, eso exactamente es empezar a querer a alguien.

Me fundo en el humo de su cigarro...

jueves, 17 de febrero de 2011

Por pedir, pido 24 horas a tu lado en las que nos de tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese dia para convencerte de querer estar conmigo para el resto de tus dias. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando mas lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofa sin cojines, enfrente de mi pelicula favorita...Bueno, si quieres enfrente de tu pelicula favorita...bajo una manta que haga de telon tras el que actuen nuestras manos; marionetas manejadas por los verdaderos sentimientos. Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos.
Por que no existe la palabra INFELIZ en mi vida , las cosas las afronto con sonrisas que si saco un 1 en un examen en el que estudie 3 horas? pues miro el lado positivo hice lo que pude.
Aunque algunas veces no es fácil afrontar los problemas esos del pasado hay veces en los que te entran ganas de borrar el pasado con una goma y pensar por que hice esto con que intención, acaso estaba borracha?
simplemente no pensé en el mal que me pudo hacer y ahora que estoy aquí rodeada de una capa en la que me aleja de esos errores y me enseña a vivir la vida..aunque es verdad que en esta vida nada puede ir perfecto porque la vida no viene con instrucciones pero hay que vivirla y antes de tomar decisiones piensatelo 2 o 3 veces o las que hagan falta(;

 Y amarnos hasta
quedar sin 
aliento,soñar despiertos ,en un mundo sin razas, sin colores, sin lamento.Sin nadie que se oponga en que tú y yo nos amemos desde una montaña alta, alta como las estrellas voy a gritar que te quiero para que el mundo lo sepa ,que somos uno del otro y jamás nos dejaremos, y aunque nadie nos entienda por nuestro amor viviremos.

viernes, 11 de febrero de 2011

A cada mirada, la cual me dedicas... Ahí, ya empiezan a sobrar las palabras.
Porque eres tu la que haces que me olvide de quién quiero ser, y descubra quién soy.